Immigration Practice

          Las empresas estadounidenses muchas veces requieren de los servicios de profesionales extranjeros para sus empresas y negocios. Sin embargo, estas empresas solo pueden contratar a personas que estén autorizadas a trabajar legalmente en los Estados Unidos. Si el profesional extranjero es residente permanente de los Estados Unidos, o tiene la nacionalidad estadounidense, entonces la empresa americana puede contratarlo y cumplir con los requisitos de verificación del formulario I-9. Por su parte, si el profesional extranjero no tiene autorización de empleo, residencia permanente, o ciudadanía estadounidense, entonces la empresa americana generalmente considera la solicitud de una petición de visa H-1B para su candidato extranjero de manera de que éste pueda subsecuentemente trabajar legalmente  para la empresa americana. 


          La visa H-1B es una excelente opción para aquellas personas que buscan trabajar temporalmente dentro de los Estados Unidos en una “ocupación especial” la cual incluye, por ejemplo, a administradores, ingenieros, economistas, arquitectos, abogados, maestros, entre otros. Generalmente, la persona que solicita la  visa H1-B debe tener un título universitario relacionado al trabajo que ocuparía en la empresa estadounidense, o cumplir con los requisitos de experiencia necesarios para establecer el equivalente a un título universitario.


          Las solicitudes de visa H-1B podrán someterse ante el Servicio de Inmigración de los Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés) a partir del 1ero de abril de 2015, y de ser aprobada la solicitud, el trabajador extranjero podría comenzar a trabajar para la empresa contratante a partir del 1ero de Octubre de 2015. Es recomendable que las personas que consideran que podrían calificar por esta visa, comiencen su proceso de solicitud temprano, ya que anualmente el gobierno americano solo otorga 65,000 visas H1-B y un cupo adicional de 20,000 visas para aquellos extranjeros que reciban títulos de post-grado de una universidad estadounidense. Por su parte, si el profesional extranjero recibe una oferta de empleo en instituciones de estudios avanzados, o entidades sin fines de lucro afiliadas a universidades, organizaciones de investigación sin fines de lucro, u organizaciones de  investigación gubernamentales, debido a que estas solicitudes no están sujetas al cupo de visas mencionado anteriormente, una vez aprobada la solicitud, el profesional extranjero puede comenzar a trabajar sin necesidad de tener que esperar al 1ero de octubre de 2015.


          Una de las características peculiares de esta visa, sin embargo, es que el trabajador debe contar con una oferta de trabajo, y es la empresa (comúnmente conocida como “Sponsor”) la que solicita la visa a nombre del profesional. Una vez aprobada la visa, el trabajador extranjero podría comenzar a  trabajar para la empresa contratante a partir del 1ero de Octubre de 2015. La visa H-1B generalmente se otorga por un periodo de 3 años, con la posibilidad de extenderse por 3 años más. Durante estos 6 años, el profesional puede calificar por la residencia permanente (Green Card) toda vez que una empresa americana solicite una Certificación Laboral ante el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, y se cumplan requisitos adicionales dentro este proceso. Dependiendo de los años de experiencia y del nivel de educación, el periodo de espera para solicitar la Green Card varía de entre solo meses (si el profesional cuenta con un título de post-grado) a varios años (si se cuenta con un título universitario).


          Si el portador de la visa es casado y/o con hijos, el cónyuge y/o los hijos tienen la posibilidad de solicitar una visa de dependiente H-4, la cual les permite estudiar, mas no trabajar, dentro de los Estados Unidos, toda vez que el portador de la visa H-1B continúe trabajando para la empresa que lo patrocina.


          Aquellas personas que tienen otro tipo de objetivos laborales, diferentes necesidades, o cumplen con otros requisitos establecidos por inmigración, existen otras posibilidades migratorias dentro de los Estados Unidos, las cuales incluyen visas de inmigrante y de no inmigrante, y que le permiten a la persona ingresar a los Estados Unidos, o permanecer en el país, bien sea por inversiones, transferencia entre compañías, talentos y/o habilidades extraordinarias, entre otras. Todo depende de los objetivos de la persona, educación, experiencia laboral, y sobre todo, de los planes que se tengan a futuro.

 

E. Adriana Kostencki, Esq. 

Abogado admitida en Florida, EE.UU. y Venezuela 

Berger Singerman

​akostencki@bergersingerman.com

​305-982-4056

 

Las leyes de Inmigración de los Estados Unidos ofrecen una opción para aquellos profesionales
interesados en obtener una visa de trabajo temporal 
(H-1B)